MAREA VERDE

octubre 27, 2011


MAREA VERDE….MAREA EDUCATIVA


PORQUE SE TRATA DE UN DERECHO AL QUE LA DEMAGOGIA POLÍTICA Y LA MENTIRA POLÍTICA (Y TAMBIÉN POPULAR) ESTÁN HIRIENDO SIN PARARSE A PENSAR QUE NO SE TRATA DE NUESTRO PRESENTE, SINO MÁS BIEN DE SU FUTURO….EL DE NUESTROS HIJOS, SOBRINOS, HERMANOS O SIMPLEMENTE DESCONOCIDOS.
PORQUE NO SE TRATA SÓLO DE LOS RECORTES SALARIALES DE MÁS DE 2000€ AL AÑO EN NUESTROS SUELDOS,NI TAMPOCO SE TRATA DE LAS DOS HORAS LECTIVAS DE LAS QUE TODOS SE HACEN ECO PARA MENOSPRECIAR NUESTRA PROFESIONALIDAD
SE TRATA DE QUE HOY POR HOY INTERESAN MÁS LOS RESULTADOS DE LAS ESTADÍSTICAS (FALSEADAS PARA CONVENCER) QUE ESTAR CONVENCIDOS DE QUE LO REALMENTE IMPORTANTE ES LA EDUCACIÓN DE ELLOS. QUE NO OS ENGAÑEN ESOS FALSOS POLÍTICOS QUE HABLAN DE “NO RECORTES, SINO INVERSIÓN EN CALIDAD”
¡¡ES MENTIRA!!
¿ACASO LLAMAMOS CALIDAD A QUE UN PROFESOR DE BAJA POR UNA OPERACIÓN NO SEA SUSTITUÍDO Y LOS ALUMNOS NO PUEDAN AVANZAR EN LA MATERIA?
¿ACASO LLAMAMOS CALIDAD A QUE UN PROFESOR DE HISTORIA IMPARTA CLASES DE BIOLOGÍA?
¿ACASO LLAMAMOS CALIDAD A QUE LOS AGRUPAMIENTOS SEAN DE 30 ALUMNOS POR GRUPO EN LOS TIEMPOS EN LOS QUE VIVIMOS, EN LOS QUE LA IMAGEN DEL PROFESOR SE HA VISTO DETERIORADA POR INSINUACIONES DE POLÍTICOS QUE NO CONOCEN LA PROFESIÓN NI SE PREOCUPAN POR CONOCERLA?
¿ACASO LLAMAMOS CALIDAD A QUE LOS NIVELES EDUCATIVOS SEAN CADA AÑO MÁS Y MÁS BAJOS SIN PODER HACER NADA PARA REMEDIARLO?
¿O ACASO LLAMAMOS CALIDAD EN LA EDUCACIÓN A QUE UN ALUMNO QUE LLEVA AÑOS DEMANDANDO ENTRAR EN UN PCPI, O UN MÓDULO Y AL QUE NADIE ESCUCHA, SE TENGA QUE SENTAR EN UN AULA VIENDO PASAR SUS HORAS Y SUS DÍAS CREANDO PARÁSITOS DE FRUSTARACIÓN?
¿O BIEN ES CALIDAD QUE LOS PROFESORES DE LA ESCUELA PRIVADA RECIBAN CURSOS DE FORMACIÓN GRATUITA QUE A LOS PROFESORES DE LA PÚBLICA CUESTAN MÁS DE 600€?……MMMM…HUELE A PRIVATIZACIÓN Y TRATO DESIGÜAL….

ESTAS Y OTRAS MUUUUUCHAS SON LAS COSAS POR LAS QUE LOS PROFESORES SE PONEN EN HUELGA Y SE MANIFIESTAN.

BUENOS DÍAS SEÑORES Y SEÑORAS

Anuncios

9 de Marzo

marzo 8, 2008

Imagina una familia, con un padre, una madre y tres hijas con sus respectivas parejas y alguna incluso con su bebé. Imagina dos hijas que toman del brazo a su padre  y se sienten orgullosas de recorrer junto a él los escasos metros que separan la puerta del colegio de la libertad de elección.

 

Hace cuatro años acudimos a la cita electoral como clan de macacos que acude a la llamada de la selva. Y nos deslizamos por los pasillos sin sobre cerrado y con los nervios propios del que sabe que va a hacer algo importante. Porque tanto él  como ella, y me refiero a mis padres, nos inculcaron, hasta que lo aprehendimos, la importancia y la relevancia de nuestro voto.voto.gif Porque es ahí donde está la política y no en el espectáculo en directo que nos ofrecen ellos, los que se hacen llamar políticos. La política, me enseñaron desde pequeña hasta mayor, es ideología, es idiosincrasia y es algo mucho menos frívolo y demagogo que lo que nuestros ojos atisban aún cuando no quieren ver.

 

Durante estos días de flagrante acoso electoral, de vergonzoso gasto de papel y de menoscabo político, recuerdo a mi padre, recuerdo su trémula mano blandiendo su voto hasta dejarlo caer en la urna, orgulloso del irrefutable poder que ostentaba en ese preciso instante, orgulloso de hacerlo y de mostrar su orgullo delante de sus hijas, sus acólitos seres engendros que en estos días lo recuerdan más que nunca, y que por azares o casualidades o simplemente porque así tenía que ser, hacen coincidir sus estados de recuerdo, de honra a aquel que les hizo valorar la importancia de su voto, la complejidad de un sistema electoral y la belleza de la política entendida de una manera muy diferente a la que se nos vende. Esas mismas mujeres ya tenemos una cita para el domingo, juntas lo haremos, como siempre lo hemos hecho.

 

Me repugna y asquea hasta llevarme a la nausea más volitiva la niña de uno, el niño del otro, la barata y exigua información de otras opciones que los medios nos ofrecen, el grito desesperado de esos otros por que se les oiga, (los fantasmas de Amenábar tienen más guión que los grupos electoralistas distintos a quien ya sabemos en la película, espectáculo, teatro o cualquiera de las histriónicas puestas en escena de nuestros queridos payasos electorales)

 

A pesar de todo esto, señoras y señores no sólo eso es democracia. Es algo mucho más valioso de lo que nos muestran determinados mediocres aprendices de artista. Sigo creyendo en ella, porque me educaron para que nunca dejara de hacerlo, pero además, porque, de todos los sistemas gubernamentales conocidos por el hombre en la era industrial, la democracia es, sin duda, el mejor. Entretanto debiéramos ir pensando cómo crear algo nuevo y realmente bueno para todos.

 

¿QUÉ PROPONES?

 

 cartel1.jpg

Besos y orgasmos electorales